Santiago de Chile, 29 de Mayo de 2020

 

Estimados Padres y Apoderados del Colegio Santa Cecilia:

Junto con saludarles y esperando que ustedes y sus familias se encuentren bien de salud en medio del aislamiento obligatorio en nuestra región por la propagación de la pandemia Covid-19 que nos afecta a nivel mundial; he querido dirigirme a ustedes para preceder a resolver dudas y consultas que puedan estar surgiendo al interior de los cursos y grupos de apoderado referentes al tema de aranceles.

Primero que todo quisiera informarles que este año la matrícula del colegio se compone de 212 estudiantes pertenecientes a 192 familias, a las cuales intentamos responder día a día por medio de nuestro servicio educativo pastoral. Actualmente debido a la pandemia, cuarentena y crisis económica-social que vive el mundo hemos visto mermado nuestros ingresos por pago de colegiaturas, lo cual es reflejo latente de la difícil situación económica que ha golpeado a las familias sin distinción.

En este sentido queremos transparentar con ustedes que la deuda total de apoderados del año 2019 con respecto a la colegiatura fue de $18.965.967.- Una cifra muy alta en comparación con años anteriores por el mismo concepto.

Este antecedente cobra aún mayor relevancia cuando lo comparamos con la deuda acumulada durante este año 2020 durante los meses de marzo, abril y mayo que triplica la cifra total del año pasado, siendo el detalle del déficit de cada mes el siguiente:

  • Marzo: – $13.300.000
  • Abril: – $19.200.000
  • Mayo: – $25.900.000

Este análisis fue realizado con cifras actualizadas al 26 de mayo de 2020 a partir de la información otorgada por el área de Recaudación de Nuestro Colegio.

También quisiera hacer referencia a que el día 29 de marzo se emitió un comunicado sobre el pago de colegiaturas que aún se encuentra disponible en el sitio web del colegio, en el cual se manifiesta que se atenderá a situaciones personales de dificultades económicas que sean planteadas directamente a mi persona y a Hna. Judith (Subdirectora) a través de correo electrónico.

En tercer punto, quiero puntualizar en los fundamentos que justifican la decisión de mantener el valor de la mensualidad por concepto de colegiatura, pese a que las clases presenciales se encuentran suspendidas y al contexto de crisis actual:

  1. A la fecha, no se han realizado despidos ni el cese en la relación laboral de ninguno de nuestros funcionarios. Nuestros 53 colaboradores y sus familias dependen de nuestra institución, por lo que debemos ser responsables con ellos por la importancia que significan para nosotros y nuestras estudiantes.
  2. Nuestro Colegio cuenta con estudiantes becadas que han sido beneficiadas con el pago de aranceles rebajados o incluso eximidos por encontrase sus familias en una situación de dificultad socioeconómica. Este número de estudiantes beneficiadas se ha visto incrementado a raíz de la contingencia sanitaria, en detalle:
  • 10 estudiantes cuentan con una beca por el 100% del arancel;
  • 8 estudiantes cuentan con una beca del 43% del arancel;
  • 5 estudiantes se mantienen con beca del 22% del arancel;
  • y 48 familias cuentan con otros beneficios en relación al arancel que van desde el 22% hasta el 5% de descuento.
  1. Adicionalmente, cada año entregamos facilidades de pago para familias que se han acercado a presentar de manera personal sus dificultades, donde hemos otorgado nuevos plazos y condiciones diferidas de pago por atrasos en el arancel o dificultad para realizar el pago de matrícula. Decisión que acarrea un desbalance económico que debemos asumir cumpliendo oportunamente con los respectivos pagos por funcionamiento del Colegio (servicios, sueldos, insumos).
  2. Nuestro Colegio es de dependencia particular pagada, esto nos margina de cualquier beneficio de parte del Estado y por ende debemos asegurar mes a mes un ingreso mínimo para continuar con nuestra labor educativa. Ese financiamiento ya se encuentra disminuido por las consecuencias económicas de la pandemia.
  3. Por lo anteriormente mencionado, no es efectivo que el Colegio esté ahorrando dinero por la suspensión de clases presenciales, los dineros que ingresan, se pagan en servicios básicos, sueldos y se invierten en insumos de desinfección y sanitización para el retorno a clases, en este punto considerar que la alta demanda de productos de limpieza ha elevado hasta 10 veces el costo de materiales e implementos de limpieza. A esto se suma el trabajo de mejora de espacios e infraestructuras para cuando las actividades vuelvan a realizarse en el colegio, que van desde la instalación de señaletica, habilitación de alfombras sanitarias, adquisición de termómetros electrónicos, insumos de auto cuidado y protección personal para funcionarios y estudiantes entre otros.
  4. Por otro lado, y asumiendo que esta contingencia ha dejado al descubierto diversas carencias sociales; hemos apoyado a integrantes de nuestra comunidad para favorecer a la educación a distancia, ejemplos de ellos son:
  • Compra y habilitación de computadores portátiles que han sido prestados a estudiantes que no contaban con esta herramienta en sus hogares, esta ayuda ha sido gestionada a través de profesoras jefe.
  • Apoyo económico a docentes en la implementación de herramientas que faciliten el teletrabajo, habilitación de computadores, compra de los mismos y contratación de sistemas de conexión de internet domiciliaria.

Por todo lo antes expuesto, y algunas otras situaciones de las cuales no daremos detalles por respeto a la privacidad de las familias de nuestra Comunidad Educativa que han sido apoyadas conforme a nuestros principios espirituales, es que no estamos en condiciones de adoptar medidas generalizas de rebaja en el arancel, toda vez que entendemos que las realidades son muy diferentes en cada una de nuestras familias y hay algunas que mantienen sus ingresos íntegros.

Junto con reiterar que necesitamos de la responsabilidad y compromiso de cada una de nuestras familias para superar esta crisis y mantenernos pudiendo prestar este servicio. Agradeceremos su constante apoyo, muestras de confianza y respeto por el trabajo realizado y también el cumplimiento de deberes económicos.

Finalmente, espero que la labor educativa y pastoral que realizamos como institución pueda ser valorada por nuestra capacidad de dar respuesta a las necesidades de nuestras estudiantes y sus familias, en la intención de realizar en cada una de ellas una formación integral, entregar educación y acompañamiento en la mayor medida posible entendiendo el contexto actual de dificultad generalizada.

Junto a Madre Judith González (Sub directora), reiteramos nuestra permanente preocupación por mejorar cada día nuestra labor, y renovar la disposición a escucharlos en sus dificultades personales para poder darles tranquilidad a quienes lo necesiten. Pueden escribirnos a nuestros correos institucionales que son: hanabella@colegiosantacecilia.cl o hjudith@colegiosantacecilia.cl

Reciban un cordial saludo y nuestras permanentes oraciones por la salud y bienestar de cada una de sus familias.

Atte. Hna. Anabella Parra Muñoz, Directora.


Recordar que por este tiempo de cuarentena solo estamos recibiendo los pagos vía transferencia electrónica enviando el comprobante de pago a la Srta. Carolina Carreño (recaudacion@colegiosantacecilia.cl)

  • Razón Social: COLEGIO SANTA CECILIA
  • Rut:  81.505.300-1
  • Cuenta Corriente Banco de Chile: 19.492-01
  • Dirección: Maturana 350
  • Fono: 226994299
  • Email: recaudacion@colegiosantacecilia.cl
Categories: Informativos