El establecimiento educacional, fue fundado en el año 1905 por la Madre Magdalena Guerrero Larraín, fundadora de la Congregación Preciosa Sangre quien acoge la petición del Presidente de la República de esa época, don Germán Riesco Errázuriz a las Congregaciones Religiosas para que centraran su atención en la educación de los niños y niñas, esto debido a la crisis económica que sufría el país.

Este desafío es asumido concretamente por madre Magdalena quien decide destinar parte del convento para iniciar este propósito. Durante los primeros años dedica especial atención a las niñas de condiciones económicas más necesitadas que vivían cercanas al convento, que estaba ubicado en la periferia de Santiago. La nueva escuela primaria es nombrada como “Escuela Gratuita Preciosa Sangre”.

Años más tarde, con la re-configuración urbana que sufre la ciudad de Santiago y la llegada de grupos sociales de mayor cultura e ingresos al sector del Convento, la necesidad de educación se hace presente en otro grupo social, más acomodado y que también precisa de la formación integral que ofrecen las Hermanas de la Preciosa Sangre. Es así como nace el “Colegio Particular Santa Cecilia”, el cual se mantiene hasta el día de hoy.